María Teresa G. Cortés: «Utopías», esos engaños de la ficción

mtprol

Con esos gustos atávicos por caminar fuera y lejos de los límites de la experiencia corriente, las utopías deslumbran con sus engaños. Por eso, si creemos en la gramatología de los cuentos de hadas y, por extensión, en la logocracia de las narraciones fantásticas, no tenemos nada más que hablar: defendemos los derechos nacionalistas de las Culturas, que no los derechos humanos de hombres y mujeres, y sanseacabó. Pero, como no deseamos quedar atrapados en la armadura de omnipotencia de los imperialismos ideológicos, no podemos cerrar los ojos al racismo, sexismo, violencia y antidemocracia que acompañan a las formulaciones utópicas, aunque éstas las defiendan políticos e intelectuales de postín.

Christophe Ventura: ¿Por qué M. votó al Frente Nacional?

ac

«Manifiestamente atraída por la charla dedicada a los gobiernos progresistas suramericanos, la situación de la izquierda en Francia y la situación política en general, luego de las elecciones europeas del 25 de mayo último, encabezadas por el Frente nacional (FN) en un clima fuertemente abstencionista, Marie se siente tentada a intervenir y lo hace cortésmente, en una conversación cuyo desarrollo conducirá a los protagonistas mucho más allá de lo imaginable…»

Marcos Aguinis: Con ardiente preocupación

Marcos Aguinis

Gaza podría ser inducida a crecer pacíficamente. Bastaría con que las fuentes que proveen grandes recursos a sus autoridades cortaran las transferencias en cuanto lancen un solo misil más. Hay que obligarlos a ser responsables sobre la vida y el futuro de su pueblo. No se debe tolerar que esos recursos se desvíen hacia campañas de odio, entrenamiento de mártires y fabricación de misiles. Disuadirlos de una buena vez, como no se supo hacer oportunamente con los nazis. Entonces Gaza disfrutará de la paz y logrará su progreso.

Pablo Odell: Los tres Juan Carlos I de España

asello

Si logramos desenredar la madeja de las informaciones que se pueden recuperar en las hemerotecas, vemos a Juan Carlos I como la punta de lanza de una acción comercial española a gran escala. Demasiado poder fuera del parlamento, demasiados intereses oscuros en juego, demasiado dinero sin control.

Pablo Odell: Yes, we ‘Podemos’

podemos

Sean bienvenidos todos los ciudadanos con ganas de pensar política y hacer política, aunque su propuesta sea bolivariana o eurófoba. Porque mientras nos sentemos a discutir las cosas en plazas, parlamentos o cafeterías, la humanidad tendrá un chance: aunque nuestros intereses nos lleven a pensar diferente. Porque si no, será de nuevo la guerra, el horror, las muertes en masa, la oscuridad. Y yo tengo hijos, y quiero para ellos… un mundo.

Jaime Naifleisch: Esta nueva guerra de Alemania contra Rusia

aucr

Los ucranianos llevan encima una historia de barbarie muy aguda. Parte de ellos colaboraron con los nazis. Son los que han tomado el poder en Kiev, con el respaldo de Alemania y de la Unión Europea. Los prorusos, antialemanes, tienen el apoyo de Moscú, pero Moscú no controla todo lo que hacen en la calle. Y hay gente tremenda entre ellos.

Enric Juliana: Contextos

Frank Carlucci

Está bastante documentado que el incidente de la embajada de España en Lisboa el 27 de septiembre de 1975, a raíz de los últimos fusilamientos del franquismo, fue instigado por Carlucci: la extrema izquierda siempre es fácil de manipular.

Pablo Odell: Justicia, pero desde la Historia

acajal

El pasado 3 de abril de 2014 falleció en Madrid a los 79 años Máximo Cajal López (Madrid, 1935), unos dicen que de muerte natural otros que tras una larga enfermedad, superviviente de uno de los momentos más dramáticos de la historia de la diplomacia española durante la Guerra Fría. El 31 enero de 1980, como es sabido, la Embajada de España en Guatemala al frente de la cual se encontraba entonces Máximo Cajal, fue ocupada y después asaltada, episodio que concluyó de forma dantesca.

Marcos Aguinis: Declararse ‘progre’ ofrece impunidad

allosa

En efecto, el progresismo se asocia a los partidos políticos llamados “de izquierda”, en oposición a los conservadores, llamados “de derecha”. Preconizan el progreso (valga la redundancia) en todos los órdenes. Pero resulta que muchos de los partidos y líderes que se proclaman de izquierda llevan a cabo políticas crudamente opuestas al progreso: tiranizan sus naciones, cercenan la libertad de opinión, generan pobreza, someten la justicia a los miserables intereses del grupo dominante, son hipócritas, desprecian la dignidad individual, corrompen la democracia, quiebran la recta senda del derecho y otras calamidades por el estilo.

Carolina Escobar Sarti: Las ideas se mueven

Ir a «Carolina Escobar Sarti @ Prensa Libre, Guatemala»

En teoría, la derecha y la izquierda política existen. Pero solo una persona ermitaña o un grupo de personas perdidas en la Conchinchina podrían vivir al pie de la letra los preceptos de una u otra ideología. Hoy, ya no es posible definir higiénicamente qué es derecha y qué es izquierda en el contexto de la práctica política. El mundo actual pide una revolución en el mundo de las ideas, que acabe con la partición de izquierda y derecha políticas, marcada a partir de la Revolución Francesa. Hoy, la pregunta a lo mejor ya no es si somos de derecha o de izquierda, sino si esos modelos son política y éticamente viables en el marco de las actuales relaciones de poder.

Hombres solos

Hombres Solos

Hombres solos es parte de una conversación anterior, La izquierda reaccionaria.

Evolución sexual masculina (que…)

Evolución sexual masculina

HVR, y eso es lo más atractivo de este texto de Hombres solos, en tanto que hombre evolucionando en su sexualidad y en su pensamiento, a partir del momento en que es capaz de conversar sobre ello y compartirlo, honestamente; ensayando, al modo Michel de Montaigne (a quien HVR admiraba), sobre asuntos tan discutibles como formas de verlos. Interesante, en tanto que testimonio; referencial para unos, fulminante de profundas controversias para otros. ¿No queremos esos de los libros también: que nos pongan a conversar?

Conciliar no es fácil

Adquiere su obra completa –34 libros– por € 100.- Click imagen.

El hombre duro es una especie en extinción. Pero, ¿necesitan las mujeres hombres así? ¿Qué imagen tienen ellas de los hombres? ¿Se ha producido un cambio en la sexualidad o en realidad sólo han cambiado los roles? Este escritor argentino, afincado en nuestro país, reflexiona no sólo sobre la caída del hombre duro sino también sobre otros tópicos que han alimentado desde siempre la guerra de sexos. En “Hombres Solos” lanza una serie de cuestiones que sin duda no dejarán impasible al lector. “Estamos atrapados dentro de un mecanismo muy simple: consiste en tratar de hacernos creer exactamente lo contrario de lo que necesitamos saber” y Vázquez-Rial está dispuesto a demostrarlo.

Hombres solos

Ya a la venta por € 5.- > Click sobre la imagen

Ya está a disposición de los lectores por € 5.- «Hombres solos», de Horacio Vázquez-Rial, un emprendimiento de edición 21 a cargo de Henry Odell, publicado en Pensamiento independiente. Los invitamos a que lean el prólogo de esta edición: Por María Teresa González Cortés.

Juan José Millás: Usted no se apure

Juan José Millás

Si fuéramos listos, nos apresuraríamos a comprar, en defensa propia, el libro que Zapatero ha comenzado a vender a través de la tele. De ese modo, nos ahorraríamos una promoción cuyo acto inaugural en El objetivo, de la Sexta, logró sobrecogernos. ¿Habló usted con Merkel?, le preguntaba una y otra vez, con paciencia infinita, Ana Pastor. Lo cuento en el libro, respondía Zapatero con toda la cara.

Intelectuales y política. ¿La negación de la noción de humanidad?

Horacio Vázquez-Rial

Sin embargo, los intelectuales siguen ahí, y siguen haciendo política. Siguen siendo condenados como Rushdie, o excluidos y vilipendiados por su disidencia como Peter Handke. Y no se puede leer un solo periódico español donde, día tras día, no aparezca un intelectual local pronunciándose sobre los asuntos del día.

Lo que se revela a través de la acción elocuente

Horacio Vázquez–Rial

Todas las consignas son una renuncia al discurso, son una forma de silencio. Y cuando no las crean los dirigentes, más o menos demagogos y populistas siempre, en todas las tendencias, las generan quienes, escuchando, quieren, necesitan reducir.

Roger Bartra: Insurgencias incongruentes

Roger Bartra

Los habitantes de la Ciudad de México han tenido que soportar las agresivas marchas que ocasiona la llamada “insurgencia” de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) contra la reforma educativa. Las quejas, las críticas contra los maestros que protestan han sido innumerables e incluso ha habido quienes han llamado a la represión. Vale la pena detenerse a tratar de entender qué es la CNTE y por qué está llevando a cabo una peculiar insurrección incongruente y peligrosa.

Pablo Odell: «Sombra de la noche»

La última batalla de Horacio Vázquez-Rial

Un film escrito, producido y realizado por Pablo Odell y Horacio Vázquez-Rial, con la colaboración especial de Eduardo Montes-Bradley. Una conversación fragmentada sobre el tabaco, el fumar, la vida y la muerte.

Alexander del Valle: El totalitarismo islamista

Alexander del Valle @ La Razón

La Razón centró su suplemento del domingo 14 de julio alrededor del tema «Islamismo y democracia». En él encontramos un artículo de Alexander del Valle titulado «El totalitarismo islamista» que reproducimos a continuación.