La Bonafini y compañía

Por Horacio Vázquez-Rial

Hebe de BonafiniBernardo Neustad fue un periodista del que nunca acabé de fiarme. Un día presentó en su programa al arquitecto Bonafini, exesposo de la lideresa de uno de los sectores de Madres de Plaza de Mayo, organización que se dividió allá por 1986, cuando Alfonsín las convocó, tras el hallazgo de un cementerio de NN, para preguntarles si querían seguir adelante con las exhumaciones e identificaciones por ADN.

Unas madres, las que querían reencontrar los cuerpos de sus hijos, a los que sabían muertos desde hacía mucho, dijeron que sí. Hebe de Bonafini dijo que no, que vivos se los habían llevado y vivos los querían, cosa a todas luces delirante, puesto que esos desaparecidos no existían, y menos aún vivos. Pero ése fue el comienzo de un gran negocio político de victimotecnia. Como dicen los emprendedores, y nunca mejor dicho, la señora encontró un nicho de mercado.

En el programa de Neustad, al arquitecto Bonafini –nadie negó que lo fuera– dijo que sus hijos vivían y que estaban en Francia. Y nunca más se supo de él ni de sus descendientes. ¿Por qué esos muchachos, que ya deben de ser mayores, nunca se presentaron a un juzgado francés para hacer valer sus nombres y pedir ser retirados de las listas de la Conadep? ¿Por qué ningún otro miembro de la familia dio nunca la cara en ese sentido? ¿O es que el arquitecto Bonafini mintió, los hijos estaban desaparecidos y actuó movido por el odio hacia su exesposa? Por último, ¿era aquel hombre el marido perdido de la Bonafini? La sospecha, al menos, se extendió, y nadie olvidó aquella entrevista, pero tampoco volvió a mencionarla.

La Madres de dividieron en Madres Línea Fundadora, que son las que reclaman y exhuman y localizan y entierran a sus muertos, y las Madres de Plaza de Mayo, el gran circo de la señora Bonafini, que tiene libre entrada en la Casa de Gobierno. Primero instalaron la Universidad de las Madres, en las que dio clases toda la izquierda reaccionaria de la nación. Sobre, naturalmente, temas sociales y mucha memoria histórica. Nada que contribuyera a resolver el conflicto latente desde los años setenta en la sociedad argentina, entre unas víctimas que no están y unos militares que han dejado de tener ejército.

Hebe de Bonafini y Fidel CastroBonafini es castrista, chavista, proetarra y filoislamista, lo que mueve a presuponer que, por consecuencia implícita, sea también antisemita. Es tan ignorante que, en el 11-S, mientras Fidel Castro daba sus condolencias al pueblo americano, ella hacía declaraciones en la misma ciudad, La Habana, en el sentido de que aplaudía a esos heroicos «hombre y mujeres» que habían cometido el atentado, sin que ninguno de sus acólitos le señalara que mujeres no había, no podía haber.

Los hermanos Sergio y Pablo Schoklender mataron a sus padres hace treinta años, en 1981. Fueron juzgados, condenados y enviados a la cárcel. Cumplieron sus penas y salieron en libertad. Primero, Sergio. Pablo tardó algo más en ser liberado. En el ínterin, Sergio se acercó a Madres y fue adoptado como hombre de confianza total de la Bonafini, cabría decir que prohijado por ella. Rara relación de una madre con los hijos perdidos –por secuestro o por desaparición voluntaria– con un parricida. Pero los que alguna vez militamos en aquellas izquierdas armadas sabemos que el número de psicópatas es alto, en proporción a la sociedad general. Seguramente la seguridad de doña Hebe está compuesta por muchos antiguos militantes y sucesores, no todos de Montoneros y creo que ninguno de ERP, pero sí algunos de las efímeras filas de la Triple A de López Rega; ahora, D’Elía y otros organizadores del lumpen han logrado la fusión de la ultraderecha y la ultraizquierda peronistas en una unidad de acción piquetera, de esquiroles, de pegadores en manifestaciones y actividades varias de las márgenes.

Schoklender es un tipo con ideas comerciales y sociales. Las primeras tal vez se deban a la herencia de su padre, importante negociador de armas en tiempos de la dictadura. Las segundas, al nicho de la Bonafini. Que no tardó en extenderse, de la mano del joven osado, de la Universidad al mundo de la vivienda social, en el que acaba de pincharse su particular burbuja. Porque no se trata de la burbuja general, de los bancos y las hipotecas y las constructoras, sino de algo más marginal, pero que ha producido pingües beneficios a este hombre que goza de coches modernísimos, de avión y barcos privados, de lujosas casas, etc.: dinero de los pobres, en cuotas misérrimas, con la esperanza de tener algo, y subvenciones, muchas subvenciones.

La cosa, la estafa, deja a muchos pobres y al Estado más pobres.

Es deleznable, pero es natural. Es el producto más acabado del atrasismo K, una cumbre de esa tendencia tan difundida. Esto es lo que pasa. Ni siquiera me desagarro las vestiduras, ni grito, ni califico. Los gobiernos K fueron hacia esto. Lo tienen. Los peronistas no saben que no son Perón.

Vía Libertad Digital

8 comentarios

  • Pedro
    21 Jun 2011 | Permalink | Responder

    Gracias por el escrito. No sabía de este caso. Acabo de mirarlo en la Wikipedia.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Caso_Schoklender#El_doble_homicidio

    Horacio: «En el ínterin, Sergio se acercó a Madres y fue adoptado como hombre de confianza total de la Bonafini, cabría decir que prohijado por ella. Rara relación de una madre con los hijos perdidos –por secuestro o por desaparición voluntaria– con un parricida. Pero los que alguna vez militamos en aquellas izquierdas armadas sabemos que el número de psicópatas es alto, en proporción a la sociedad general.»

    Esta mujer es como ellos. Tanto para esas ‘criaturas’ como para su madrina los sentimientos solo existen cuando están al servicio de la causa, cualquiera que esta sea; fuera de esa dirección los sentimientos son, en el mejor de los casos, un mero agregado cuando no un estorbo. Son psicópatas, sin duda: «Pero los que alguna vez militamos en aquellas izquierdas armadas sabemos que el número de psicópatas es alto, en proporción a la sociedad general.»

    Los argentinos despreciarían a cualquier hombre o mujer que se comportara de ese modo, pero es tal la patología inyectada en las masas por los políticos y sus medios de comunicación, que los argentinos no han tenido más remedio que ampliar ese reducto que todos tenemos en la conciencia para albergar a los amigos, parientes o incluso mitos y así protegerlos de cualquier juicio crítico o moral. Muchos argentinos han empadronado en ese islote a esa camioneta empañoletada y rencorosa que lleva berreando treinta años a cuenta del contribuyente, y parece ser que también a todos aquellos que viajan dentro de ese autobús, sea cual sea su condición.

    Ocurre en Argentina y ocurre en todas partes. En el País Vasco, y por las mismas fechas en la que esas criaturas asesinaban a sus padres, se le pegaba un tiro en la cabeza a un vecino por el único delito de ser de derecha, y ese mismo día, fiestas patronales en el pueblo, las charangas se detenían enfrente del portal del asesinado y tocaban durante más tiempo que ante las demás casas del pueblo. O bien, en la tapia de su jardín le rotulaban: «ladrón: devuelve la bala». En el País Vasco abundaron las y los Bonafini, que ahora piden pensiones para los suyos porque, alegan, los asesinos también han sido víctimas del terrorismo por haber estado en la cárcel.

    En todas partes cuecen habas.

  • Federico
    3 Jul 2011 | Permalink | Responder

    Soy Federico, argentino, 24 años, estoy en la página 450 de tu gran novela el soldado de porcelana, una lástima que hayas involucionado tu pensamiento y mantenido prematuro e inmaduro a tus convicciones juveniles. Saludos!

  • Lalo Tacuave
    6 Ago 2011 | Permalink | Responder

    Che que les pasa con Bonafini … le asesinaron una hija… le secuestraron a una nieta.

    Ella siente por estado unidos lo que uds por… Iran

    Realmente son de izquierda uds?

    La nueva izquierda no es antiyanki ,ni antiisraeli.

    Si ahora a cualquier cosa se le dice izquierda… la izquierda es anti imperialista… esos dos paises lo son.

    Dejare de ser antiyanki el dia que reconoscan la barbarie de Hiroshima y Nagasaki, el dia que dejen de ser el maton del planeta… el dia que pida perdon por todas las barbaries que hizo entre ellas las dictaduras de Latinoamerica.

    Israel… mientra no se deje de escudar en un libro religioso… mientras no vea una Palestina libre… no podre ser anti israeli.

    Nombra a Troscki… el era judio… pero era ateo… no justificaba todo por la tora… no era sionista.

    Ah uds no le niegan el Holocausto… ni lo de AMIA… a ella le justifican que su hij@ este muert@ y su niet@ desaparecid@… ella no recibio ni compesancion ni nada.

    Uds si pueden insultar de arriba a abajo a todos lo iranies… incluidos los niños… ella ya no a los yankis que justifican lo que hizo estados unidos en ARgentina.

    Estan seguro uds que son de izquierda… critican a la dictadura de Cuba y la teocracia de Iran … pero defienden la ETNOCRACIA de Israel.

    Israel sera una democracia cuando … un arabe o samaritano pueda candidatearse a presidente,primer ministro o senador.

    Uruguay es una democracia… tanto un negro , mestizo o blanco puede ser elegido presidente.

    Tanto un cristiano como judio, o ateo puede ser elegido presidente… en la etnocracia de Israel solo los judios.

    Cuba no es una democracia( chocolate por la noticia) ni Iran…Israel tampoco.

    PALESTINA SI EXISTE… JERUSALEN TIENE QUE SER DIVIDIDO EN DOS …SI NO PALESTINA ESTARA PARTIDO EN TRES.

  • Viviana
    22 Sep 2011 | Permalink | Responder

    Una mujer verdaderamente despreciable y brutal.

    • el cabreado
      5 Feb 2012 | Permalink | Responder

      viviana, ojalá te pasara lo que le hicieron a esta señora

  • silvia esther basik
    28 Sep 2011 | Permalink | Responder

    hebe de bonafini es sobre todo una sinverguenza y un [—–]; el pais por el que lucharon los hoy miles de desaparecidos no es el pais que hoy tenemos; EL PAIS QUE HOY TENEMOS ES EL QUE ELLOS NO QUERIAN; por que no se saca el pañuelito?

    • el cabreado
      8 Feb 2012 | Permalink | Responder

      no se si me eliminaris el comentario, por lo visto algunos anteriores han sido inapropiados, pero si se admiten comemtarios de otras personas con insultos muy graves. ¿Qué diferencia hay entre mi comentario y el de silvia? Yo creo que la única diferencia radica en la diferencia de prisma ideológico, es decir, mientras los insultos sean hacia una dirección se tolera, pero si es hacia otra dirección se elimina. Se puede constatar, por lo tanto, vuestro espíritu demócrata. Luego os rasgareis las vestiduras criticando sistemas que vosotros juzgais totalitarios. Creo que el comentario de arriba es ofensivo, sobre todo porque la persona atacada a luchado por algo que es justo, pero como se ve que la ideología de esta señora os incomoda parece que os da patente de corso para calumniar sin contemplación. Espero que este cuento de supuestos buenos ( los yankis y sus paises secuaces) contra los malos ( paises que buscan la soberanía económica ) se acabe, y emepeceis a hablar de ideas que no esten contaminadas de tópicos falsos sobre la izquierda. Me temo que no será así ,porque cuando tus verdaderos objetivos son de servir de manporrero del sistema, la ética y profesionalidad son los peores lastres, ¿ o no es así?

      • pensodromo
        8 Feb 2012 | Permalink | Responder

        Apreciado Sr. El Cabreado,

        Si su comentario no integra puteadas de las gordas, malos modales y cosas así, seguramente lo dejemos porque no nos asusta la temperatura del intercambio de ideas con modales de taberna. Como usted habrá podido comprobar, hay muchos comentarios subidos de tono, como ese de Silvia al que hace referencia. Como le he informado en privado, lo que quitamos sin miramientos son los ataques directos contra Horacio Vázquez-Rial, pues en toda ley editorial, entendemos que aunque se pueda estar frontalmente en contra de sus ideas, son ideas y, como tales, no debería haber problema en que se difundan. Que Silvia, en este caso, opine que Hebe es una sinvergüenza, queda dentro de lo que podemos tolerar, como toleramos sus insinuaciones (sospechosamente recurrente, debo decir) sobre el mamporrerismo. Los comentarios suyos que eliminamos (habrá visto que otros cuántos permanecen), fueron por motivos concretos y así se lo comuniqué cada vez como editor de este espacio por correo. Ocurrió algo similar en el perfil de Facebook de La Izquierda Reaccionaria, no sé si lo recordará, sólo que en ese caso quien borró sus aportaciones no fuimos nosotros. Por lo tanto, no es correcto que aceptemos / eliminemos improperios según prisma ideológico, sino que simplemente como editores, protegemos a nuestros autor quien. Si nuestra forma de entender la democracia y la libertad de expresión no resulta de su agrado, estoy seguro de que encontrará muchísimos espacios donde sentirse más cómodo. De todos modos supongo que algún atractivo tiene todo esto para usted, puesto que está a punto de convertirse el mayor comentarista de este web, cosa por la cual le estamos muy agradecidos: sabrá, estoy seguro, que en esto del dospuntocerismo, la participación del público lo es todo. Atentamente.

Deja un comentario a el cabreado

Cancelar respuesta

Popn tu comentario debajo o trackback de tu web. También puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

Tu email nunca se compartirá. Campos obligatorios marcados con *