Agustín Ulanovsky: “A los Señores de la extrema izquierda argentina”

Carta abierta

Agustín Ulanovsky, director del blog Punti IL, y autor de la entrevista a Pilar Rahola para la Revista de Medio Oriente en Boston, con el título “Las sociedades que creen en el multiculturalismo se están destruyendo” y publicada en este espacio, nos remite este artículo dirigido a la extrema izquierda argentina.
Gracias Agustín.

Cartel contra el antisemitismo en ArgentinaSeñores de la extrema izquierda argentina:

sé que perdieron hace tiempo su capacidad de escucha y reflexión por lo que probablemente hagan oídos sordos a este humilde artículo. No me hace falta más que ver los pañuelos con los que tapan sus caras y los palos con los que amenazan y golpean a las víctimas circunstanciales que rodean sus actos para comprender su concepción de la convivencia, la diversidad y la democracia. ¡Cuán desviados se encuentran de aquellas banderas que alguna vez la izquierda supo representar! De defensores de la libertad para todos por igual a aliados y soportes de los regímenes más teocráticos y despóticos del mundo. De portavoces de un discurso amplio y progresista a un mensaje autista y totalitario. De ejemplos y esperanza para millones a refugio para unos cuantos resentidos, obtusos y fanáticos.

Señores de la extrema izquierda argentina: sus síntomas evidencian su estado crítico. La severa y evidente paranoia que los aqueja les provoca delirios desconectados de la realidad y a insistir en imaginarios complots. ¡Cómo no comprender entonces la agresividad que expresan hacia su entorno! ¡Cómo no entender que cualquiera que no concuerde con sus rígidos postulados es un traidor aliado de “la oculta red imperialista que pretende destruirlos”!

Graffittis en el Obelisco de Buenos Aires

Graffittis anti-judíos en el Obelisco de Buenos Aires

Se preguntarán el por qué de este reproche: mi respuesta no es otra que la indignación que me invade por su nuevo acto de vandalismo. Su graffiti de “ISRAEL GENOCIDA” en el mayor ícono de la Ciudad de Buenos Aires, como lo es el Obelisco, me indigna más por su simbolismo que por su absurda difamación. Para los porteños, el Obelisco es un amigo, un habitante más de la ciudad. Él es tan suyo como de todos nosotros y quién no tiene por costumbre compartirle al monumento sus mayores alegrías, esperanzas y, por supuesto como argentinos que somos, sus penurias. Me animaría a decir que el Obelisco simboliza nuestra convivencia cotidiana y los deseos de progreso que tenemos como sociedad. ¡Contra todo eso atentaron cuando impunemente volcaron su propaganda difamatoria en las paredes de nuestro Obelisco!

Su obstinación contra Israel, su banalización de términos tan sensibles como “genocidio” o “apartheid” o que sigan representando al sionismo como el mal absoluto, no muy lejos de aquel antisemitismo clásico que equiparaba al judío con el peor de los males, ya no me sorprende. Si hasta una sonrisa me sacan porque soy consciente de que cuando insisten en imputar las mayores injurias e injusticias del mundo a Israel, justamente a Israel, no están haciendo más que copiar lo que sus referentes de la extrema izquierda europea han venido difundiendo desde que se convirtieron en la principal aliada y soporte del extremismo islámico.

Señores de la extrema izquierda argentina: su objetivo es claro. Utilizar cualquier recurso y oportunidad para convertir al sionismo (y por ende al Estado de Israel) en una entidad negativa, impopular, destinada a ser rechazada con miras a facilitar su ulterior destrucción. Su discurso, impregnado de fobia a la libertad, a la crítica abierta y al debate, encuentra múltiples puntos en común con los actuales líderes del radicalismo islámico y paradójicamente con sus opuestos de la extrema derecha a la que tanto dicen combatir. Todos juntos impulsan una versión del mundo maniquea y simplista dominado por un difuso enemigo elegido convenientemente: “el malvado imperialismo sionista”. Este enemigo, que debe ser extirpado, les permite explicar todo lo malo que acontece.

A esta altura ya me resigné a todo eso pero como porteño me sigo indignando a sus “ofrendas” de intolerancia y autismo, a sus caras tapadas con pañuelos, a sus palos preparados para golpear a quien se les cruce y a sus amenazas. Su mensaje ya no es más progresista, es intolerante y autoritario. Ya no son ejemplo para millones sino reductos de resentidos, obtusos y fanáticos. Ya no defienden a los que en serio pelean por sus derechos y libertades, sino que deciden sus apoyos conforme a quienes mejor respondan al rígido y represivo proyecto que representan. Como en las más tristes historias, la paranoia y los delirios terminaron por robarles lo más valioso que tenían: sus banderas e ideales.

No dejemos que el mayor ícono porteño se contagie y sea símbolo de intolerancia y extremismo. Recuperémoslo como representante de la sociedad amplia y pluralista con la que todos soñamos.

3 comentarios

  • eduardo
    20 Feb 2011 | Permalink | Responder

    Señor Agustin Ulanousky, me he tomado la molestia de leer su humilde artículo, y paso a revisarlo con detenimiento,por encontrarlo tendenciosamente dañino, al pretender confundir el graffiti puesto en el Obelisco: «Israel genocida», como si de un atentado a un monumento se tratara.

    «No dejemos que el mayor ícono porteño se contagie y sea símbolo de intolerancia y extremismo. Recuperémoslo como representante de la sociedad amplia y pluralista con la que todos soñamos.»
    La intolerancia y el extremismo,señor Agustín Ulanousky, viene del estado de Israel, que como usted recordará, no hace mucho tomo por asalto un barco de ayuda humanitaria en aguas internacionales,que iba con destino a Gaza, con varios muertos y heridos.
    No me confunda, señor Agustín, éste atropello recibió la crítica internacional, y no es para olvidar, ¿qué raro que usted lo olvide, o lo omita, o no lo tenga en cuenta? Eso lo hizo el estado de Israel, y por eso y por muchos más asesinatos sobre el pueblo palestino, es que el estado de Israel es genocida, y usted pretende que por manifestar esa proclama, que es cierta, somos intolerantes , irreflexivos, autistas… ¿a qué juega? ¿Será que recibe un salario desde algún lobby Israelí?

    » propaganda difamatoria en las paredes de nuestro Obelisco»

    ¿Usted no ha visto el número de muertos causados en Palestina, producto del poderoso armamento Israelí, que mata a mujeres y a niños-población civil?

    «delirios desconectados de la realidad »
    ¿De qué delirio desconectado de la realidad me habla? El suyo si que es un delirio desconectado de la realidad, que sirve a intereses proisraelíes, que se ha vendido, y que no tiene humanidad para defender a víctimas de los derechos humanos, allí donde se produzcan. Ha perdido dignidad, y capacidad de ponerse en lugar de las víctimas, claro se ha posicionado en el lugar del verdugo.

    «Se preguntarán el por qué de este reproche: mi respuesta no es otra que la indignación que me invade por su nuevo acto de vandalismo. Su graffiti de “ISRAEL GENOCIDA” en el mayor ícono de la Ciudad de Buenos Aires, como lo es el Obelisco, me indigna más por su simbolismo que por su absurda difamación.»

    Eso lo considera usted,señor Agustín , un acto de vandalismo, pero debajo de la alfombra esconde los actos de terrorismo de estado, muy bueno:tacha de vandalismo, y esconde actos de terrorismo de estado.

    » para comprender su concepción de la convivencia, la diversidad y la democracia. ¡Cuán desviados se encuentran de aquellas »
    ¿Qué idea tiene usted de la convivencia, de la diversidad y de la democracia? Dése una vuelta por Palestina, pase unos meses en Gaza, conviva con los niños pañestinos. ¿considera usted que Israel es un estado democrático?

    «¡Cómo no entender que cualquiera que no concuerde con sus rígidos postulados es un traidor aliado de “la oculta red imperialista que pretende destruirlos”!»

    «Señores de la extrema izquierda argentina: su objetivo es claro. Utilizar cualquier recurso y oportunidad para convertir al sionismo (y por ende al Estado de Israel)en una entidad negativa, impopular, destinada a ser rechazada con miras a facilitar su ulterior destrucción. Su discurso, impregnado de fobia a la libertad, a la crítica abierta y al debate»
    Siga usted defendiendo al estado Israelí,señor Agustín Ulanousky, yo no pertenezco a la extrema izquierda argentina, le esccribo desde España, no tengo vínculo alguno con Argentina, pero no confunda a la gente, informe con veracidad, siga el código ético del periodismo, a menos que le paguen, y usted se venda, para defender ideas cuasi infefendibles.
    Eduardo.

  • pensodromo
    22 Feb 2011 | Permalink | Responder

    Eduardo,

    Como editor de esta página, comparto lo que dice Horacio Vázquez-Rial: dejaremos colgado su comentario para dejar clara nuestra postura. Sucesivos mensajes en esta linea, serán eliminados.

    Pablo Odell

    «Esta página, http://www.izquierdareaccionaria.com, está abierta a todo el mundo, pero tiene un límite preciso: no acepta ninguna forma de antisemitismo. Su comentario quedará colgado, naturalmente, y si quiere seguir, siga. Bajo su responsabilidad, dejando constancia de nuestro punto de vista y dispuestos a no responder a provocación alguna. Hay muchas más páginas abiertas en internet, cientos de miles, dedicadas a la promoción de opiniones que usted comparte y nosotros no, y la verdad es que no se me ocurre entrar en ellas a gritar mi disconformidad.

  • 12 Mar 2011 | Permalink | Responder

    Estimado Eduardo: ante todo gracias por tomarse la molestia de leer mi articulo, es bueno saber que lo que uno piensa o escribe lo leen aquellos que comparten la vision con uno como los que no. Si le parece, voy a responder algunos de los puntos que usted sugirio en su mensaje:

    a) Si llenar de graffitis un monumento, sea lo que sea el mensaje, no es un acto vandalico y un atentado contra un monumento, entonces permitame preguntarle que es lo que usted considera que es atentar contra un monumento??? Mas grave aun, en este caso en particular se atento contra el monumento mas emblematico de nuestra Ciudad.

    b) Hace referencia a lo ocurrido en mayo pasado con la flotilla de Gaza, omitiendo contar la verdad de lo sucedido y quedandose solamente con los informes del dia siguiente a la noticia, lo cual es muy propio de la epoca en que vivimos. Numerosas fuentes, videos e investigaciones confirmaron la calidad y reales intenciones de los integrantes del «barco con ayuda humanitaria» al que usted refiere. Le recuerdo que, en esa oportunidad, fueron seis los barcos que intentaron llegar a Gaza y solo en uno hubo lamentables sucesos de violencia, sabe por que? Porque casualmente en ese barco estaban los fundamentalistas que le mencione. Por otra parte, usted me acusa a mi de querer confundir las cosas cuando es usted quien omite hacer referencia alguna al ataque con palos, cuchillos y todo tipo de armas blancas que sufriero los soldados israelies que abordaron el barco DESARMADOS. Vaya lectura de aquellos sucesos que usted demuestra! Igualmente, le agradezco su comentario porque de esta forma me permitio clarificarle los mismos a mas de un desprevenido que se informa por fuentes evidentemente tendenciosas o incompletas.

    c) Su lectura de la realidad en terminos de victimas y opresores es la que lo nubla y forma tambien parte de la enfermedad a la que esta condenada actualmente la extrema izquierda. Decir que los israelies son los exclusivos violadores de los derechos humanos y que los palestinos son las unicas victimas del conflicto implica no querer ver a los miles de ciudadanos israelies que sufren constantemente las incursiones de los grupos terroristas, el envio de cohetes que solo pretenden asesinar y el odio declarado de grupos palestinos. Con esto, no olvido y remarco que hay muchos palestinos inocentes que sufren evidentemente pero que son en general expuestos por sus propios lideres. Ahora bien, me animo a preguntarle Eduardo: ¿alguna vez vio a algun grupo de izquierda reclamando a Hamas que deponga su firme y declarada intencion de MATAR A TODOS LOS JUDIOS (le recomiendo lea su carta constitucional)? ¿Alguna vez vio a algun referente de izquierda criticar a aquellos lideres arabes que publicamente incitan el odio y la destruccion del Estado de Israel? Cuando la defensa de los derechos humanos son para algunos si y para otros no, ahi empieza la degeneracion de los mismos.

    d) Lo invito a releer el articulo y notar que el mismo no esta particularmente dirigido a buscar convivencia, democracia y pluralismo en Israel sino en mi pais Argentina. Me duele ver como en el pais que siento como mio y donde vivo con mi familia haya muestras de vandalismo y odio como esas pintadas reflejan. Usted, como buen español, debe saber muy bien lo peligroso que puede ser fagocitar el extremismo dentro de la propia sociedad y mi escrito justamente busco llamar la atencion para evitar eso. Nadie me paga por ello, lo creo mi obligacion como ciudadano y persona.

    Un saludo!

    Agustin

Dejar un comentario

Popn tu comentario debajo o trackback de tu web. También puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

Tu email nunca se compartirá. Campos obligatorios marcados con *